Commit es un espacio que nos permite, antes que nada, experimentar. Durante nuestra primera edición estrenamos el formato unconference para contenidos donde creemos que hay más valor en combinar muchos puntos de vista.

Existen temas complejos y sutiles, no cortados claramente en blanco y negro: cómo es la seguridad diferente en máquinas virtuales y contenedores, cómo definir un performance budget, cuándo hemos escrito suficientes tests.

I get paid for code that works, not for tests, so my philosophy is to test as little as possible to reach a given level of confidence -- Kent Beck, 2008

El quid es, hay temas complejos que se benefician más por el debate y por poner opiniones variadas encima de la mesa, para ver entre todos hacia dónde tiene sentido ir.

El año pasado introdujimos un tipo de sesión unconference para arrancar nuevas conversaciones y acabamos abrumados por el feedback positivo de facilitadores y asistentes. Por esta razón, este año en Commit tenemos previsto doblar, pasando de uno a dos tracks dedicados a este formato.

Una unconference es una sesión donde nadie va a dar una charla – los asistentes toman un papel más participativo y activo, aportando cada uno su propio punto de vista. Durante esta sesión hay muy pocas reglas, mayormente enfocadas a facilitar la creación de un safe space:

  • Quienes asisten son las personas correctas.
  • Lo que suceda está bien. No hay agenda, no hay un programa, y la improvisación es a lo que se ha venido.
  • Se acaba cuando se acaba.
  • El facilitador no tiene las respuestas, sólo las preguntas.

Para Commit 2019 estamos apostando por crear alrededor de 20-30 sesiones en este formato, cada una con una duración de 1 hora y 45 minutos. Si te animas a ser facilitador, envía tu propuesta a nuestro call for papers que estará abierto hasta el 26 de mayo. Y si tienes curiosidad por ver lo que se trató el año pasado, puedes echar un vistazo a nuestra agenda de 2018.

Te veremos en Noviembre?